viernes

Pensando en Red

Los nuevos descubrimientos en el área de las neurociencias, la psicología del pensamiento y el comportamiento, y la dinámica de las redes vivas están dejando obsoletos los programas educativos, los modelos clásicos de motivación y liderazgo, y las formas tradicionales del management.

Necesitamos generar espacios de reflexión y procesamiento conjunto de las ideas, las decisiones y las acciones. Allí el entramado entre la diversidad de conocimientos, talentos y experiencias adquiere un valor exponencial. Se trata de un trabajo en Red, consistente con el escenario en Red en que se presenta la actualidad.

Pensar en Red ¿para qué?

  • Esta propuesta supera el concepto tradicional de capacitación: es terapéutica y renovadora, ya que opera sobre el “software mental" y la comunidad de la organización, protegiendo la salud de personas y equipos.
  • Pensar en red flexibiliza las estructuras mentales y la dinámica de los vínculos  hacia dentro y hacia afuera, incrementando la creatividad y la productividad.
  • Al Pensar en Red las ideas se conectan de más de un modo, llevando a la resolución alternativa de conflictos, la innovación en la forma de hacer las cosas y la confluencia de recursos que parecían distantes






Trabajar en Red ¿cómo?


  • Consultoría y Diagnóstico en Redes Humanas de una organización para evaluar y restaurar la conectividad, la comunicación, los vínculos. Talentos y habilidades que no se perciben, oportunidades que se pierden.
  • Desarrollo de ejes temáticos específicos alrededor de las necesidades de cada área y de cada organización.
  • Encuentros de Seguimiento en organizaciones donde ya se ha trabajado con el Modelo de Pensamiento en Red.
  • Módulos de Trabajo Individual o en grupos reducidos para personas en cargos de máxima responsabilidad. Esta forma de trabajo permite, a través de conversaciones terapéuticas, enfocar las limitaciones y potencialidades de cada uno.

Emprendedores en Red



  • Este modelo de trabajo aplica también a emprendedores independientes, ya que apunta tanto a la innovación como la construcción de equipos y redes de colaboración creativa. A su vez, el modelo de Pensamiento en Red desarrolla mentes y valores conectivos y asociativos, a la vez que promueve una modalidad de networking, basada en la dinámica de las redes vivas. Estas habilidades se hacen indispensables en la creación de un proyecto emprendedor.